Home » Destacados » Derechos de la mujer peruana

Derechos de la mujer peruana

¿Cuánto hemos avanzado en la protección y promoción de los derechos de la mujer?

 

Principales preocupaciones del Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer comunicadas al Estado peruano y recomendaciones del UNFPA

El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW) ha emitido un conjunto de informes dirigidos al Estado Peruano. En ellos, expresan su preocupación y recomendaciones relacionadas con el avance en la eliminación de la violencia contra la mujer, y en el acceso a la salud sexual y reproductiva de las mujeres, condiciones indispensables para el empoderamiento de la mujer.

A continuación, presentamos una síntesis de los  informes tercero, cuarto, quinto y sexto emitidos por el Comité CEDAW al Estado Peruano y las recomendaciones del UNFPA en respuesta a sus principales preocupaciones. Este resumen se centra en dos de los temas de nuestro mandato: Violencia contra la Mujer y Salud sexual y Reproductiva de las Mujeres.

El Comité CEDAW es un panel internacional de expertos constituido en 1982 con el objetivo de monitorear el progreso en el ejercicio de los derechos de las mujeres, ciudadanas de los países firmantes de la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación hacia la Mujer (1979). El Comité CEDAW monitorea la implementación de medidas nacionales que satisfagan los compromisos hechos por los Estados bajo este marco. Perú ha firmado y ratificado esta convención.

Pronunciamiento del Comité CEDAW sobre la violencia contra la mujer en el Perú

El Comité CEDAW ha puesto especial interés en atender los problemas de acceso a la justicia que tienen que enfrentar las mujeres víctimas de violencia. Específicamente, ha expresado su preocupación por cuatro aspectos relacionados con la acción pública y permisividad social a la violencia:

  • La falta de una respuesta pública integral, multisectorial y multidisciplinaria a la violencia contra la mujer.
  • La falta de un registro adecuado de los casos.
  • Las deficiencias en la implementación de la Ley de Protección Frente a la Violencia Familiar, las cuales dificultan la sanción a los agresores,  la atención y  protección a las víctimas.
  • La persistencia en la sociedad de actitudes permisivas con la violencia hacia la mujer.

Recomendaciones del UNFPA

Desde el UNFPA consideramos prioritario sugerir, para el cumplimiento de las recomendaciones del Comité CEDAW y en consonancia con los instrumentos internacionales de derechos humanos de las mujeres,  la adopción  de las siguientes medidas:

Desde el Poder Ejecutivo

  • Aprobación e implementación de Guía para la Atención de la Violencia de Género en los servicios de salud, con enfoque médico legal.
  • Asegurar la gratuidad de la atención de la salud física y mental de las víctimas.
  • Impulsar la reforma del proceso de atención de las denuncias (ruta crítica) para evitar la doble afectación a los derechos de la víctima.

Desde el Poder Legislativo:

  • Aprobación de Nueva Ley de Protección de la Violencia contra la Mujer y el Grupo Familiar la cual constituye un sistema integral para el procesamiento de los casos, establece nuevas medidas de protección, uniformiza el proceso para la denuncia y  propone la creación de un registro único de casos.
  • Modificación del Artículo 30° de la Ley General de Salud, para que las víctimas que sean mujeres adultas puedan decidir si desean denunciar o no, y que la denuncia no sea obligación del personal de salud.

Desde el Poder Judicial:

  • Fortalecer las competencias técnicas de los/as  operadores/as de justicia en  la aplicación de los enfoques de género y derechos humanos, de la Ley de Protección Frente a la Violencia Familiar y de  los delitos de feminicidio, violación sexual y trata de personas, entre otros.
  • Asegurar defensa gratuita para las víctimas de violencia de género.

 

Descarga la ficha informativa sobre la situación de las mujeres en el Perú aquí

El UNFPA brinda asistencia técnica y financiera para eliminar barreras legales y garantizar el pleno ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, como una estrategia esencial para promover su empoderamiento. Más información aquí