Home » Dias Internacionales » Día Mundial de las Ciudades

Día Mundial de las Ciudades

El 27 de diciembre de 2013, la Asamblea General de la ONU, mediante la resolución A/RES/68/239 decidió designar el 31 de octubre de cada año, a partir de 2014, el Día Mundial de las Ciudades. La Asamblea General invita a los Estados; al sistema de las Naciones Unidas, en especial ONU-Hábitat; a las organizaciones internacionales, a la sociedad civil; y a todas las partes interesadas a celebrar el Día y concienciar acerca de esta cuestión. También destaca que los costos derivados de las actividades relacionadas con la celebración de este Día deben sufragarse con contribuciones voluntarias.

La Asamblea General reconoce la importancia del acceso equitativo y adecuado a los servicios urbanos básicos, como pilar de una urbanización sostenible y, por tanto, del desarrollo económico y social generalizado.

Alienta a los gobiernos y a los asociados del Programa Hábitat a que planifiquen la ampliación de las ciudades en rápido crecimiento siguiendo las metodologías y principios del desarrollo sostenible, con objeto de evitar la proliferación de barrios marginales, mejorar el acceso a los servicios urbanos básicos, favorecer las políticas de viviendas inclusivas, aumentar las posibilidades de empleo y crear unas condiciones de vida seguras y saludables.

Mensaje con ocasión del Día Mundial de las Ciudades

31 de octubre de 2016

Cada vez más, la humanidad encuentra su hogar en las ciudades, que son entonces fundamentales en las medidas relacionadas con el clima, la prosperidad mundial, la paz y los derechos humanos. Más de la mitad de la población del mundo vive en ciudades y asentamientos humanos, y se prevé que esa proporción aumente a dos tercios para 2050.

Para transformar nuestro mundo, debemos transformar sus ciudades.

La delincuencia, la contaminación y la pobreza están repercutiendo negativamente en cientos de millones de habitantes de las ciudades. Al mismo tiempo, las zonas urbanas son centros de energía, innovación y dinamismo económico. Invirtiendo en las ciudades podemos promover el progreso en las sociedades.

La cuestión va cobrando cada vez más impulso. La Conferencia Hábitat III, concluida recientemente, aprobó la Nueva Agenda Urbana, donde se proyecta un ideal de ciudades justas, seguras, accesibles, asequibles, resilientes y sostenibles. Esto marcó un hito en el establecimiento de normas mundiales para el desarrollo urbano sostenible, que generó una nueva forma de pensar sobre la manera de planificar y gestionar las ciudades y de vivir en ellas.

Gracias a esta Nueva Agenda Urbana, y a los demás marcos y programas mundiales creados recientemente (la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la Agenda para la Humanidad, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres y la Agenda de Acción de Addis Abeba), la urbanización sostenible ocupará un lugar central en nuestros esfuerzos para eliminar la pobreza y lograr el desarrollo y la prosperidad para todos. También se puede constituir en un complemento del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

La acción local es fundamental para la realización del potencial de esos acuerdos mundiales. En el Día Mundial de las Ciudades, renovemos nuestra determinación de afrontar los problemas urbanos y forjar soluciones duraderas. Juntos, podemos mostrar cómo el éxito en las ciudades inspira el cambio en todo el mundo.