Home » Noticias y Notas de Prensa » El Perú reporta 49,900 hectáreas de cultivos de coca en 2017

El Perú reporta 49,900 hectáreas de cultivos de coca en 2017

Lima/Viena, 21 de diciembre de 2018 (Naciones Unidas). La superficie cultivada con coca en producción en el Perú alcanzó 49,900 hectáreas en el 2017, lo que representa un incremento del 14% o 6,000 hectáreas más que el año anterior. Ello fue anunciado hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) al publicar el Informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Coca Perú 2017.

De acuerdo con el reporte, el 75% de la coca se concentra en tres zonas: el Vraem (Ayacucho, Cusco y Junín), Convención y Lares (Cusco) e Inambari-Tambopata (Puno), con un total de 37,429 hectáreas, equivalente a un aumento de 35% (2,648 hectáreas) en comparación al 2016.

El Vraem (Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro) es la zona de mayor superficie cultivada de hoja de coca, con 20,304 hectáreas, lo que representa el 43% del total nacional.

En este contexto, la nueva Estrategia Vraem 2021 -un plan multisectorial liderado y articulado por Devida- cobra relevancia porque promueve el desarrollo del valle a través del aprovechamiento de sus potenciales económicas, sociales y ambientales. El objetivo es consolidar un valle con oportunidades, sostenible y gobernable, con miras al bicentenario.

El Representante UNODC, Sr. Kristian Hölge, menciona:  “la nueva Estrategia Vraem 2021 es muy oportuna. L  as comunidades cocaleras en el valle efectivamente necesitan soluciones sostenibles. Las cifras del informe que se publica hoy deben ser complementadas con más datos socioeconómicos y ambientales que sean analizados de manera propia para cimentar la transformación del territorio hacia la legalidad”.

El informe destaca, además, que la superficie con coca en Áreas Naturales Protegidas (ANP)creció un 36%, pasando de 168 hectáreas a 228 hectáreas. Asimismo, estos cultivos afectaron 6,466 hectáreas de las zonas de amortiguamiento que rodean las ANP, un 15% más que en 2016. Por otro lado, los cultivos de hoja de coca en zonas de amortiguamiento en el Vraem sumaron 241 hectáreas en la Reserva Comunal Asháninka.

En los territorios de las Comunidades Nativas (CCNN)se identificaron 3,366 hectáreas de coca, lo que refleja su vulnerabilidad ante la expansión del narcotráfico en la zona. De dicha cantidad, 1,382 hectáreas se encuentran en 14 comunidades nativas del Vraem. Las de Shimpenchariato y Gran Shinongari fueron las más afectadas, con 702 hectáreas y 279 hectáreas respectivamente.

La estimación de la producción potencial de hoja de coca fue de 117,292 toneladas (11% más que en 2016). La gran mayoría es destinada al narcotráfico (106,401 toneladas). Un 67% de este valor se produjo en el Vraem (78,510 toneladas).

El informe remarca que, en el 2017, el Proyecto Especial Corah del Ministerio del Interior erradicó 25,784 hectáreas, superando la meta anual para el año correspondiente. Asimismo, de acuerdo con la información publicada por el Corah, esta meta volvió a ser superada el 2018, al erradicarse un total de 25,106 hectáreas de coca ilegal. El análisis de esta última meta se verá reflejado en el informe de monitoreo del 2018.

El Informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Coca Perú 2017 es el resultado del trabajo conjunto entre Devida, el Proyecto Especial Corah y UNODC. Como miembros del Comité Técnico de Monitoreo han participado directamente en la implementación de las actividades, con el soporte técnico y metodológico del Programa Global de Monitoreo de Cultivos Ilícitos de UNODC en Viena.

El documento se encuentra a disposición del público en general en la página web de DEVIDA   https://www.devida.gob.pe/web/guest/inicio  y de UNODC  https://www.unodc.org/  o  http://www.unodc.org/peruandecuador/es/03RECURSOS/informes.html