Home » Noticias y Notas de Prensa » Los derechos de los damnificados

Los derechos de los damnificados

Artículo de la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en el Perú, María del Carmen Sacasa, publicado en el diario El Peruano el 11 de abril de 2017.

En las últimas semanas hemos sido testigos de las devastadoras consecuencias que las lluvias intensas y huaicos han causado en el Perú, afectando a miles de seres humanos. En contraste, esta situación también se ha convertido en una oportunidad única para cohesionar al país pudiendo demostrarles a sus habitantes y al mundo que se puede emerger de la dificultad como una sola fuerza, uniendo diversos niveles de gobierno, clase política, sociedad civil, población de todas las edades y comunidad internacional en una sola causa: el bienestar de las personas.

La asistencia humanitaria debe ser oportuna y fiable para evitar la pérdida de vidas. Sabemos que los desastres acrecientan las brechas y vulnerabilidades preexistentes. Se debe hacer que prevalezca el derecho de todas las personas sin discriminación alguna.

Debemos garantizarles una vida digna, asegurándoles integridad, seguridad y la recuperación de sus medios de vida. Las niñas, niños, mujeres gestantes, personas con discapacidad y adultos mayores requieren de nuestra atención especial e inmediata. Recordemos también que las consecuencias de los desastres exacerban los riesgos de violencia. Es fundamental el soporte psicoemocional para los que han sido desplazados.

Al recorrer el territorio, constatamos que es esencial que nuestro trabajo fortalezca el ejercicio ciudadano y la participación activa de las personas damnificadas y afectadas, tanto en el proceso de asistencia como de recuperación para que este sea sostenible, evitando reeditar condiciones de riesgo a futuro.

En esta emergencia se han activado mecanismos nacionales e internacionales para complementar los esfuerzos del Gobierno. Desplegamos a un equipo de Naciones Unidas para la Evaluación y Análisis de Necesidades (Undac) que, junto a especialistas sectoriales, analiza y evalúa la situación en las comunidades de las cinco regiones más afectadas del país, con el objetivo de dar una respuesta rápida e integral, poniendo en el centro de nuestra labor a las personas.

Asimismo, Naciones Unidas y la Red Humanitaria Nacional han convocado a la comunidad internacional para complementar la respuesta del Gobierno peruano ante el fenómeno de El Niño Costero, especialmente en la asistencia de más de 320,000 personas identificadas con prioridades de atención, familias con niños y niñas menores de 5 años, madres gestantes y lactantes, adultos mayores y personas con discapacidad; vinculándose complementaria y activamente a la respuesta de los tres niveles de gobierno: nacional, regional y local.